Tipos de purificadores de agua caseros

Por puriadmin / hace 4 años / Comentarios cerrados.
Tipos de purificadores de agua caseros
4.4 (12 votos)

Según el método utilizado para ofrecernos el agua, podemos decir que existen estos tipos de purificadores de agua caseros:

 

jarra purificadora de aguaPurificador de agua de jarra

Suelen basarse en un filtro de carbón activado. Es un purificador de bajo precio, de fácil uso y muy duradero. Se usa echando directamente el agua del grifo sobre la jarra y antes de poder consumirla se deben esperar algunos minutos hasta que el agua pasa por el filtro. Tenga en cuenta que deberá dejar un espacio en su frigorífico para almacenar este modelo. Los filtros internos suelen durar unos 6 meses, aunque es variable según el fabricante.

Purificador de agua de encimeraencimera

Al igual que los purificadores de jarra, suelen basarse en el método de carbón activado. Este purificador de agua está diseñado para dejarlo sobre la encimera. Actúan como depósito de agua con una boquilla para la dispensación del agua. Pueden ser totalmente independientes (más caros) o ir conectados directamente al grifo del fregadero. Su instalación suele ser muy sencilla. Como en el purificador de jarra, su filtro interno ha de cambiarse alrededor de los 6 meses, variando según la marca.

Purificador de agua en grifoPurificador de agua en grifo

La ventaja de estos purificadores es ofrecen agua purificada tan pronto se abre la llave del grifo.

Pueden ir montados de dos formas:

Purificador de agua conectado directamente en el grifo

En este caso, la llave del purificador de agua sustituye a la llave misma del grifo. Son de precio asequible, aunque han de ser reemplazados cada pocos años. Suelen tener la opción de elegir mediante un interruptor si se quiere agua purificada o sin filtrar. El volumen de agua que ofrecen cuando están en funcionamiento es menor por lo que no es recomendable cuando se requiere mucha presión de agua.

Purificador de agua conectado debajo del fregadero

Suelen ser purificadores más caros y complejos de montar respecto al formato anteriormente indicado pero, a su favor está que ofrece una mejor filtración del agua ya que suelen utilizar un filtro doble de carbón o usar el método de ósmosis inversa o ultravioleta. Generalmente van conectados a la tubería bajo del fregadero que llega directamente al grifo, logrando filtrar el agua antes de que esta salga del grifo. Los sistemas basados en ósmosis inversa o ultravioleta son más caros y voluminosos que los que utilizan doble filtro de carbono, pero a cambio ofrecen una mayor purificación del agua.